Curso de Instructor en Soporte Vital en entornos N•B•Q

heroe

Presentación

“Es imposible estar preparado para todo, pero todo se puede preparar.”

Una crisis de forma genérica, implica una pérdida de control del sistema, con ausencia de respuesta especializada. Esta situación desestructura el sistema de emergencias, que debe ser capaz de responder de una forma oportuna y balanceada al suceso generado, mediante una intervención integral e integrada. En contextos con agentes NBQ, el riesgo se multiplica, porque en muchas ocasiones, además el riesgo no se percibe, al no existir indicios físicos claros del evento y la cadena de socorros puede estar comprometida.

Para hacer frente a estas situaciones, los servicios de emergencias deben cambiar su forma de pensar y de actuar. Se debe gestionar la situación de una forma coherente y racional, es decir, la gestión de crisis, integra la estrategia de cómo resolver la situación y los procedimientos operativos oportunos, siempre primando la seguridad, tanto para los intervinientes como para la población en general, recordemos que el objetivo básico en toda intervención en entornos NBQ es evitar la propagación del suceso.

Estos operativos son especialmente sensibles, pues requieren gran formación previa, conocimientos extra-sanitarios, capacitación en el uso de equipos de protección individual específicos para riesgos concretos, y además un manejo diferencial de los pacientes afectados por este tipo de situaciones: triaje inverso, descontaminación, uso de antídotos, etc., hechos que hacen que las actuaciones en este tipo de incidente sean esencialmente complejas y requieran un grado extra de adiestramiento.